jueves, 19 de abril de 2018

Investigación El poder hidratante de la cerveza

La cerveza hidrata igual que el agua después del ejercicio, señala un reciente estudio realizado en España, al referirse a una serie de bebidas y productos que se postulan como una mejor opción para la rehidratación; desde sueros, electrolitos, bebidas enriquecidas con minerales, hasta agua.

Luego de varias investigaciones, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España y la Universidad de Granada pudo determinar que el consumo regular de cerveza puede ser beneficioso para la salud, si se toma en cantidades pequeñas mientras se mantiene una dieta saludable.

En 2015, un estudio publicado por la Revista de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva encontró que cuando 16 atletas hombres consumieron agua mineral sola o cerveza más agua mineral después de un duro entrenamiento, no hubo diferencias notables entre sus niveles de hidratación.

CERVEZA LIGHT CON SODIO

Además, una investigación divulgada ese mismo año en la Revista Internacional de Nutrición Deportiva y Metabolismo del Ejercicio descubrió que la cerveza light con sodio agregado, en realidad, ayuda con la retención de líquidos después del entrenamiento.

El estudio realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España y la Universidad de Granada definió que, por contener alto porcentaje de agua, sólo se producen 90 calorías por cada 200 ml consumidos de cerveza, es decir que reduce el contenido de sodio y potasio, haciendo que la hidratación sea completa.

El experto en fisiología del deporte, Manuel Castillo Garzón, quien participó en la investigación dice que una bebida ideal para la hidratación posterior a hacer ejercicio debe tener alrededor de 6% de hidratos de carbono y bajo contenido de sodio y potasio.

BENEFICIOS DE SUS INGREDIENTES NATURALES

Los ingredientes naturales como la malta de cebada, el lúpulo, la levadura y el agua, son muy beneficiosos para la población deportista. “Tomar dos tercios de una botella (de cerveza) no representa ningún problema que perjudique la rehidratación tras el ejercicio. Por lo cual es exactamente como si tomáramos agua”, sostiene Castillo.

REHIDRATA EL CUERPO

Luego de una intensa sesión de ejercicio, la cerveza ayuda a rehidratar el cuerpo y mejora la recuperación del músculo minimizando el dolor muscular post entrenamiento, mejor conocido como macurca o agujetas, refiere la Sociedad Internacional de Kinesiología y Ciencia del Deporte.

AYUDA AL RENDIMIENTO

La cerveza crea un buen rendimiento para los atletas, esto gracias a que el azúcar antes y después de un entrenamiento se convierte en energía que ayuda a mejorar el desempeño en deportes de alto rendimiento.

Castillo explica que la cerveza es una bebida que prevé el desarrollo de piedras en los riñones, ya que a diferencia de otros refrescos energizantes o hidratantes, contiene una menor cantidad de azúcar y mayor cantidad de antioxidantes por el lúpulo de malta que esta contiene. “La cerveza minimiza el riesgo de un 41% de generar piedras en los riñones” explica.

AUMENTA EL COLESTEROL BUENO

Basado en un estudio de la Pennsylvania State University, la Asociación del Corazón de Estados Unidos, dice que tomar cerveza con moderación es beneficioso para el corazón. “Ingerir una cerveza al día ayuda a aumentar los niveles de colesterol bueno, que a su vez disminuyen los coágulos de sangre causantes de ataques al corazón”, revela el Asociación.


domingo, 11 de marzo de 2018

Nace cámara boliviana de pymes cerveceras



Siete firmas fundaron ayer la Cámara Boliviana de Pequeñas y Medianas Empresas Cerveceras (Capymecer) con el fin de apoyar el desarrollo industrial de las pymes del sector, exigir garantías para la libre competencia en igualdad de condiciones y abogar para que Bolivia cuente con una estructura legal que evite el monopolio en el mercado.

Uno de los objetivos principales de esta nueva entidad es sugerir a las autoridades legislativas acelerar la aprobación de la Ley Antimonopolio para proteger a todos los sectores productivos y comercializadores de bienes y servicios del país.

En rueda de prensa, los ejecutivos de Capymecer informaron que, inicialmente, forman parte de esta institución siete pequeñas y medianas empresas; sin embargo, a esta lista se incorporarán otras 20 a largo plazo.

Actualmente están inscritas la Compañía Cervecera Boliviana S.A. (Auténtica), Cervecería Nacional Potosí Ltda. (CNP-Potosina), Bebidas Bolivianas BBO S.A. (Real), Sabores Bolivianos Alemanes S.R.L. (Prost), Sociedad Industrial del Sur S.A. (SIDS - Sureña), Minoil S.A. (Bendita) y Cervecería Corsa S.A, informó la Capymecer en un comunicado de prensa.

viernes, 9 de marzo de 2018

Nace asociación de Pymes cerveceras para luchar contra abusos monopólicos

Capymecer está conformada por pequeñas y medianas empresas nacionales. Busca incentivar y proteger al sector, promover el cumplimiento del Art. 314 de la Constitución que prohíbe los monopolios privados y fortalecer la libre competencia en igualdad de condiciones.
----------------------------------------------------------------
La Paz, marzo 2018 (EXTEND).- Con el propósito de apoyar al desarrollo industrial de las Pymes cerveceras, exigir garantías para la libre competencia en igualdad de condiciones y abogar para que Bolivia pueda contar con una estructura legal que evite la posición monopólica de dominio del mercado, fue fundada la Cámara Boliviana de Pequeñas y Medianas Empresas Cerveceras (Capymecer), informaron hoy integrantes del flamante Directorio.
Uno de los objetivos principales de Capymecer es sugerir a las autoridades legislativas acelerar la aprobación de la Ley Antimonopolio para proteger a todos los sectores productivos y comercializadores de bienes y servicios del país, en cumplimiento del Art. 314 de la Constitución Política del Estado (CPE) que “prohíbe el monopolio privado o cualquier otra forma de asociación que pretenda el control o la exclusividad en la producción y comercialización de bienes y servicios”.
En una conferencia de prensa, los ejecutivos de la nueva entidad civil sin fines de lucro informaron que, inicialmente, forman parte de la nueva Cámara siete pequeñas y medianas empresas y adelantaron que otras 20 serán incorporadas a mediano plazo. Integran Capymecerla: Compañía Cervecera Boliviana S.A. (Auténtica), Cervecería Nacional Potosí Ltda. (CNP-Potosina), Bebidas Bolivianas BBO S.A. (Real), Sabores Bolivianos Alemanes S.R.L. (Prost), Sociedad Industrial del Sur S.A. (SIDS - Sureña), Minoil S.A. (Bendita) y Cervecería Corsa S.A.


A favor de la libre competencia
El directorio de la nueva asociación informó que sus objetivos estratégicos, son: incentivar la creación, desarrollo y crecimiento de las pequeñas y medianas empresas; fomentarel conocimiento sobre la industria de la cerveza, apoyar al recurso humano para dinamizar el crecimiento del sector yabogar para que Bolivia pueda contar con una estructura legal que proteja a las Pymes, defendiendo el derecho a existir y competir bajo condiciones de igualdad, además de promover por el consumo responsable de cerveza e incentivar la producción nacional frente a la sobreoferta de productos extranjeros que están invadiendo el mercado boliviano.
Carlos ViIles, director de la nueva asociación, declaró que se proponen defender la libre competencia con el fin de maximizar el bienestar de la sociedady proteger el derecho de los consumidores a elegir entre una variedad de productos y servicios.
“Pretendemos evitar las posiciones monopólicas no sólo para beneficiar a la industria cervecera sino a todos los rubros de la economía nacional de manera que los beneficiarios seamos los propios bolivianos y las empresas pequeñas y medianas que en igualdad de condiciones y oportunidades podrán crecer y generar mejores productos y servicios, más empleo y mayor desarrollo para el país”, enfatizó el ejecutivo. Con esos propósitos, añadió, se buscará establecer alianzas estratégicas con empresas medianas y pequeñas de otros rubros.
Por su lado, Arturo Sahunero, director de Capymecer, informó que trabajarán para evitar prácticas anticompetitivas, tales como: discriminación de precios e incentivos condicionados o el ofrecimiento de regalos para que los comercializadores no vendan otros productos; fijación de precios (impone un precio a sus comercializadores), precios predatorios (ventas de productos por debajo de sus costos), ventas sujetas a condición de que los comercializadores no adquieran productos de los competidores y contratos de exclusividad.
Dijo que la nueva Cámara apoyará, defenderá y abogará por los derechos de las micro, pequeñas y medianas empresas en el marco de la libre competencia establecida en la CPE y fomentará el conocimiento sobre la industria de la cerveza, lo que permitirá dinamizar el crecimiento integral no sólo del sector sino de la economía del país.///

viernes, 12 de enero de 2018

El auténtico origen de la cerveza

Los antiguos cerveceros seguían una norma a rajatabla cada vez que elaboraban cerveza. Debían apartar una pequeña porción de la cebada tostada y fermentada y luego mezclarla con la malta sin fermentar de la siguiente hornada. Así se aseguraban de que las levaduras que habían producido una cerveza sabrosa pasaran a la siguiente generación. De esta forma, los cerveceros fueron quedándose poco a poco con las levaduras que producían las cervezas más apetitosas.

Un estudio presentado este jueves en la re-vista “Cell” ha reconstruido el pasado de estas y otras levaduras. Después de analizar los genes de 157 variedades diferentes de levaduras usadas en la actualidad para hacer cerveza pero también para hacer bioetanol, pan, vino, sake y otras bebidas alcohólicas, los científicos han descubierto que todas ellas tienen un ancestro común que existió en el año 1500.

“Los ancestros de cientos de diferentes tipos de levaduras del mercado fueron seleccionadas en el siglo XVI”, ha explicado en un comunicado Kevin Verstrepen, investigador de la Universidad de Gante y coautor del estudio. “Los antiguos cerveceros, panaderos y elaboradores de vino practicaban la técnica de la “reinoculación”, un método donde una parte de la masa se apartaba para mezclarla con la siguiente tanda. Sin saber lo que estaban haciendo exactamente, estos antiguos artesanos pasaron de forma eficaz cultivos de levaduras de una hornada a la siguiente, permitiéndoles crecer y adaptarse a un medio industrial humano”, ha añadido.

La consecuencia fundamental de esto es que, al igual que ocurrió con los perros, los gatos y el trigo, los humanos también domesticaron las levaduras. Esto quiere decir que, con el paso de las generaciones, los hombres moldearon la composición genética de estos microorganismos y seleccionaron los rasgos que le resultaban más interesantes.

CEPAS ALEMANAS Y BRITÁNICAS

Gracias a la genética y la bioinformática los investigadores han podido reconstruir este proceso. Después de analizar a 157 variedades, han concluido que las levaduras industriales actuales provienen de cinco cepas distintas, cada una de ellas relacionada con un uso industrial

concreto. Aparte de eso, la localización geográfica añade subcategorías dentro de cada una de estas variedades: por eso las cepas de Bélgica y Alemania están muy relacionadas, pero más alejadas de las variedades británicas y americanas.

Además, los investigadores rastrearon la aparición de rasgos relacionados con la domesticación. Por ejemplo, mientras que las levaduras salvajes pueden reproducirse cuando están pasando hambre o condiciones muy difíciles, las levaduras industriales no pueden hacerlo, porque a lo largo de la evolución que sufrieron a manos de los hombres esos genes ya no eran necesarios.

“Cuatro siglos de domesticación han dejado huella en los genomas de las levaduras”, ha reiterado Steven Maere, otro de los autores del estudio. “En varios linajes de levaduras, varios genes se amplificaron (aumentaron su presencia), se borraron o se alteraron para optimizar el crecimiento en los fermentadores de cerveza o para mejorar el sabor”.

Por ejemplo, en el caso de la cerveza han encontrado evidencias de la desaparición de genes relacionados con un sabor desagradable que está presente en levaduras naturales. En cuanto al vino, se ha encontrado un gen de resistencia a cobre, que se suele usar para luchar contra infecciones de hongos en las viñas y que puede acabar en los zumos de uva con que se elabora el vino.

“El sabor de la cerveza depende mucho de la levadura”, ha añadido Verstreppen. “Ahora estamos bebiendo las mejores cervezas porque los antiguos cerveceros fueron tan listos como para criar levaduras antes de saber siquiera lo que estaban haciendo realmente”.

Ahora, los científicos usarán el “arte” de la genética y la bioinformática para buscar rasgos en las elvaduras útiles par la industria. Y en es-pecial para elaborar cerveza.

FUENTE: ABC - CIENCIA